Los desafíos

Portada Desafios“El desafío: Si el éxito o el fracaso del planeta y de los seres humanos depende de cómo soy y lo que hago… ¿Cómo sería yo? ¿Qué haría yo?”. Buckminster Fuller

Desafío 1: Llevar a cabo una valoración del camino que estamos transitando y hacia qué futuro nos dirigimos de seguir así y que consecuencia tendría de no hacer nada. Saber hacia dónde vamos y si eso es lo que queremos (hoy nos encaminamos hacia un futuro posthumano)

Desafío 2: Formación de las nuevas generaciones en los valores humanos para que sepan tomar las decisiones correctas en la era de las tecnologías y formen a su vez generaciones mejores.

Desafío 3: Empezar por cambiar nuestra propia mentalidad y alcanzar la manifestación plena del ser por medio del desarrollo de nuestra propia fuerza interior.

Desafío 4: Cambiar la actual estructura social competitiva y trabajar en una estructura social colaborativa basada en relaciones profundas que busca el bien de todos.

Desafío 5: Aprender a manejarse con los nuevos conocimientos dado el acelerado crecimiento de las tecnologías emergentes (superinteligencias) y lograr una relación entre humanos y tecnologías que permita ampliar la inteligencia y la sabiduría humana.

Desafío 6: Asumir una actitud proactiva para lograr una sinergia entre humanos y tecnologías que favorezca una evolución trascendente (ectosimbiosis mutual) donde los humanos no pierdan su propia condición humana y donde la vida siga progresando hacia un futuro sostenible

Desafío 7: Construir una supererestructura tecnológica sostenible y colaborativa desde un enfoque transdisciplinar que abarque al ser humano en toda su dimensión tecno-bio-psico-social, teniendo como guía una visión del futuro acorde con los verdaderos ideales humanos (los ideales con lo que han soñado los grandes humanistas).

En realidad estamos ante un único desafío: enfrentar los desafíos.

Recomendación: El gran desafío de la humanidad, en la era de las tecnologías

Publicado en Futuro del hombre | Deja un comentario

El gran desafío de la humanidad, en la era de las tecnologías (1)

Prologo del libro

portada-desafios

El trabajo que tengo el honor de presentar  más que un texto informativo –que lo es- es un desafío al pensamiento convencional y se constituye  un instrumento valioso  para pensar. Pero lejos de promover un pensamiento lineal  como todo ensayo de anticipación implica un complejo juego de bifurcaciones, puntos de inflexión y una tensión constante entre pasado y futuro.

La primera cuestión que  me abre a la reflexión personal es: ¿Dónde estaba cuando cayó el muro de Berlín? Mi respuesta, salvando lo personal vale por que puede ser generaliza. En los primeros días de noviembre de 1989 me encontraba participando de un seminario sobre procesos comparados de integración Europa –América Latina, en Madrid. Cerca de dos centenares de académicos, políticos, de ambas regiones debatimos extensamente sobre similitudes, diferencias de los procesos históricos y sobre el mundo por venir. Todos participaban de la idea de un futuro descongelamiento de la situación de conflicto permanente de la guerra fría, pero ninguno hubiera podido imaginar que sólo una semana después se abriría el muro que separaba dos concepciones del mundo.

He encontrado pocas explicaciones sobre las posibles causas que llevaron al liderazgo socialista a abandonar la confrontación. Estudios posteriores me llevaron por el camino de los acuerdos de Helsinki a mediados de los 70`s, al rol de iglesia católica en la Europa Central y del Este tras la elección de Juan Pablo II y finalmente al impacto del escalamiento tecnológico de los sistemas de armas con la apuesta de la iniciativa de Defensa estratégica de Ronald Reagan a comienzos de los 80`s conocida también como la guerra de las galaxias.  En esta conjunción de nuevas percepciones de los problemas sociales, políticos, religiosos y tecnológicos puede estar la respuesta.  De ellas, esta apuesta (un bluff en su momento) implicaba importantes programas de investigación en física de alta energía, computación y supercomputación, materiales avanzados, financiados por las usuales fuentes de financiación y de otras disciplinas científicas y de ingeniería críticas; que se pensó era políticamente más viable financiarlo dentro del presupuesto de defensa. Investigaciones que podrían haber sido replicables desde el campo soviético, pero con un costo social incomparablemente más alto por carecer de una estructura que permitiera el uso dual de los desarrollos militares y su incorporación al mercado, generando nuevos recursos.

Los cierto es que las consecuencias de la finalización del conflicto mundial, trajo muchas y diversas consecuencias. Una de ellas y de no menor importancia, fue el agotamiento de los sistemas ideológicos que alimentaron durante décadas el conflicto entablado entre las grandes potencias.  Una mala lectura de Hegel llevó a la proposición del fin de la historia, ignorando que el conflicto es tan propio de la naturaleza humana como la colaboración.

La consecuencia más trascendente de la nueva situación fue la emergencia de la globalización facilitada por una nueva infraestructura tecnológica basada en las TICs,  y por la instalación de fuertes tendencias operaron como tendencias disruptivas del panorama internacional convencional.  Lo que aceleró la transición de la sociedad industrial a la sociedad de la información y más inmediato, a la sociedad del conocimiento.

La aceleración de la historia, la crisis de los estados nacionales y la pérdida de relevancia de las distancias,  se manifiestan en el plano teórico, con un déficit de pensamiento, análisis y debate en particular en el campo político. La preeminencia de las tecnologías no se funda en realizar mejor y más eficientemente el trabajo humano, ni en el diseño de nuevos productos y servicios que faciliten nuestra vida, sino que trascendiendo el diseño de la sociedad avanza sobre el diseño de la propia vida. Como resultado la tentación de sustituir las ideologías por las tecnologías, no parece desproporcionado.

En la generación de nuevas tecnologías, en tanto instrumento, hay una razón que las justifica, pero no  se verifica  una relación directa entre estas  y alguna de las tantas necesidades humanas, sino que la misma esta mediada por el mercado. Lo cierto es que el mercado dista de ser una identidad abstracta con leyes inmanentes al que el hombre racional está obligatoriamente subordinado. Es una estructura compleja que supone información, intereses, incentivos, financiamiento, y dentro de un esquema empobrecido de valores, donde no hay lugar para la justicia social ni la equidad.

El trabajo de Alejandro Madruga constituye un extraordinario esfuerzo en desentrañar nuevas conformaciones de mentalidades, intereses y potenciales consecuencias de nuevos operadores de la escena global, para muchos científicos sociales todavía inadvertidas.  Su explicación de la naturaleza humana como una criatura bio-psico-social, incluyendo como cuarta característica constitutiva la tecnología me parece de importancia sustantiva. Tan válida como la percepción del riesgo que implica la capacidad de las tecnologías para incrementar su inteligencia y autonomía. Situación esta recientemente advertida por destacados científicos y líderes sociales, al advertir sobre las amenazas implícitas en el desarrollo de la inteligencia artificial.

Dr. Miguel Ángel Gutierrez
Director del Centro Latinoamericano de Globalización y Prospectiva

 Disponible en

Publicado en Futuro del hombre | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“Los siete saberes necesarios para la educación del futuro”. Edgar Morin

 

7_saberesCuando miramos hacia el futuro, vemos numerosas incer tidumbres sobre lo que será el mundo de nuest ros hijos, de nuest ros nietos y de los hijos de nuestros nietos. Pero al menos, de algo podemos estar seguros : si queremos que la Tierra pueda satisfacer las necesidades de los seres humanos que la habitan, entonces la sociedad humana deberá transformarse. Así, el mundo de mañana deberá ser fundamentalmente diferente del que conocemos hoy, en el crepúsculo del siglo XX y del milenio.

Debemos, por consiguiente, trabajar para construir un “ futuro viable”. La democracia, la equidad y la jus t icia social, la paz y la armonía con nuest ro entorno natural deben ser las palabras claves de este mundo en devenir . Debemos asegurarnos que la noción de “durabilidad” sea la base de nuest ra manera de vivir , de dirigir nuest ras naciones y nuestras comunidades y de interactuar a nivel global.

En esta evolución hacia los cambios fundamentales de nuest ros estilos de vida y
nuest ros comportamientos, la educación –en su sentido más amplio- juega un
papel preponderante. La educación es “la fuerza del futuro”, porque ella
constituye uno de los inst rumentos más poderosos para realizar el cambio. Uno
de los desafíos más dif íciles será el de modif icar nuestro pensamiento de
manera que enfrente la complejidad creciente, la rapidez de los cambios y lo
imprevisible que caracterizan nuest ro mundo. Debemos reconsiderar la
organización del conocimiento. Para ello debemos derr ibar las barreras
t radicionales entre las disciplinas y concebir la manera de volver a unir lo que
hasta ahora ha estado separado. Debemos reformular nuest ras políticas y
programas educativos. Al realizar estas reformas es necesar io mantener la
mirada fija hacia el largo plazo, hacia el mundo de las generaciones futuras
f rente a las cuales tenemos una enorme responsabilidad.

La UNESCO se ha dedicado a pensar de nuevo la educación en términos de
durabilidad, especialmente en su función de encargada del “Programa
internacional sobre la educación, la sensibilización del público y la formación
para la viabilidad”, lanzado en 1996 por la Comisión para el desar rollo
sostenible de las Naciones Unidas. Este programa de trabajo enuncia las
prior idades aprobadas por los Estados y apela a estos así como a las
organizaciones no gubernamentales, al mundo de los negocios y de la indust r ia,
a la comunidad académica, al sistema de las Naciones Unidas, y a las
instituciones financieras internacionales para que tomen rápidamente medidas
con el fin de poner en práct i ca el nuevo concepto de educación para un futuro
viable y reformar, por consiguiente, las políticas y programas educativos
nacionales. En esta empresa, la UNESCO ha sido llamada a ejercer el papel de
motor que movi l i ce la acción internaciona.

Prefacio para el libro del Director General de la UNESCO

Los siete saberes necesarios para la educación del futuro (Biblioteca Edgar Morin)

Publicado en Futuro sostenible | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La era de los servicios

Crisis-en-el-siglo-XXI_Actualmente se están imponiendo los servicios y en un futuro, no muy lejano, desaparecerá la propiedad. Se viajará en transporte público, las casas serán alquiladas, no se vivirá en casas fijas, sino que se irán cambiando en dependencia del trabajo. Por otra parte se podrá trabajar en red desde cualquier lugar y podrán vivir en cualquier parte, será normal moverse de un país a otro. Nadie acumulara bienes como automóviles, televisiones, computadoras. Estos serán alquilados y cada cierto tiempo serán sustituidos. El consumismo desaparecerá.

Toda posesión: yates, avionetas, caballerías… Todos los medios serán usados de forma colectiva. Los millonarios perderán su sentido, ya que desaparecerá el consumismo de tener una mansión, el último modelo de automóvil. Y se convertirán en norma, como ya está sucediendo, que invertirán sus millones en fundaciones, ONG, instituciones humanitarias, etc. Perdiendo cada vez más importancia el tener.

Saber-tener  – Saber-hacer  – Saber-ser
(bienes) –  (servicios) – (intangibles).

Todas las transacciones se harán por la red. Se priorizaran aquellas personas que no tienen trabajo. Existirán ONG que por medio de la red se dedicaran a buscarle trabajo a los desempleados en cualquier país del mundo.

Todo el trabajo repetitivo será llevado a cabo por las máquinas, los humanos serán calificados para los trabajos creativos, sobre todo aquellos relacionados con la espiritualidad, la sensibilidad que forman parte de las relaciones humanas: médicos, siquiatras, etc. Lo intangible será cada vez más y más de uso gratis, al igual que lo es hoy el software libre. El software libre se generalizara a todas las actividades gubernamentales al igual que las aplicaciones globales.

La época de los servicios será el fin de la era del TENER y se ira de forma paulatina pasando a la era del SABER para TENER al SABER para HACER, para poder manejarse con las tecnologías, para educar, para curar, para crear obras de arte.

El tener posesiones se irá convirtiendo en algo obsoleto y lo importante será el SABER, pero no el saber individual sino el saber que integra el saber colaborativo desde una inteligencia colectiva que incluye a todos por igual, a toda la especie humana y a las máquinas.
La era del SABER nos llevara a importantes conclusiones.

A descubrir que el tener, más que satisfacción y felicidad, lo que hace es esclavizarnos a las cosas, a tener que cuidarlas, a ocuparnos de esas propiedad, al riesgo que se la roben o a sufrir un accidente (un incendio, por no tener las condiciones necesarias para su almacenamiento). Por lo que es preferible liberarnos de las cosas materiales y dedicarse a la creación y al saber.

A comprender que el saber está incompleto y sentir la necesidad de conocerse a sí mismo, de vivir en paz consigo mismo y con los demás.

Tomado del libro: “Crisis en el siglo XXI”

Publicado en Futuro del hombre | Deja un comentario

Tiranía de las máquinas

libro-portada-ia_¿Dominarán las máquinas al hombre? Desde el punto de vista lógico, jamás. Pero, ¿es el hombre una criatura totalmente lógica? ¿No existen fuerzas irracionales tales como la envidia, los celos, la ambición, el sadismo, el masoquismo, etcétera?
Si la máquina llegara a dominar al hombre, se debería a que la sociedad esta enferma y comienza a descomponerse. Un sistema en crisis está a expensas de un desmoronamiento acelerado hacia su derrumbe total o del surgimiento de una tiranía que adquiere el poder a la fuerza.

¿Nuestra sociedad está sana o enferma? ¿Nos dirigimos hacía una sociedad sana o enferma? Para responder a esta pregunta hay que analizar al hombre y sus relaciones sociales.
Para Aristóteles, el Estado ideal es aquel que satisface las necesidades materiales del hombre y le permite desarrollar sus virtudes; una sociedad sana será aquella que logre la prosperidad material y espiritual de casi todos los ciudadanos.

Platón creía en la monarquía dirigida por un santo (hombre superior moral e intelectualmente). Y dividió las formas de gobierno en tres tipos, teniendo en cuenta que la misma tiene su antagonista en las sociedades en crisis o enfermas.

Sociedad sana – Sociedad enferma
Monarquía – Tiranía
Aristocracia.-  Oligarquía
Democracia – ¿(Anarquía o Burocracia)?

Platón no señala un opuesto para la democracia.

Para Nietzche el gobierno debe ser una aristocracia saludable: “La sociedad debiera ser <>, a través de la cual una clase selecta es capaz de elevarse hasta sus más altos deberes y en general hacia una existencia más elevada”.

Para Fromm una sociedad sana se basa en la creatividad del hombre: un hombre creativo o productivo es aquel que es capaz de desarrollar toda su potencialidad.

La sociedad es un sistema en equilibrio que, al igual que el organismo, vive tratando de perpetuarse; todo aquello que le sea nocivo es atacado.

El concepto de sociedad sana puede variar; siempre que exista el progreso y el desarrollo, que nadie interfiera en la dignidad de otros y que no comience a depauperarse. Cuando una sociedad entra en crisis, comienza a dañarse a si misma, a inhibir el desarrollo cultural y espiritual de los ciudadanos.

En las sociedades enfermas el individuo puede ir en contra de su propia salud: como drogarse. Pueden existir tendencias sádico masoquistas, conductas que vayan contra la autoestima del individuo (casi siempre la relación entre el Estado y el individuo no es armónica: el individuo es anulado por el Estado en aras de grandes ideales o de entidades anónimas).

Fromm le llama sistemas irracionales y destaca las siguientes características:
– Las exigencias del estado.
– Cualidades mágicas de los líderes poderosos.
– Máquinas potentes.
– Triunfos materiales.

Ninguna sociedad está totalmente sana. El capitalismo es la primera sociedad en tomar conciencia de su enfermedad. Una de las vías que se utiliza para luchar contra la degeneración social –con mayor o menor eficacia– son los grupos no gubernamentales, así como las actividades de literatos, sociólogos y de agentes del gobierno.

Muchos de los grupos no gubernamentales funcionan como glóbulos blancos dentro de la sociedad, atacando todo síntoma de enfermedad y su función principal es detener las actividades que vayan en contra el equilibrio social: ecologistas (protección del medio ambiente), consumistas (evitar que engañen al consumidor con propaganda falsas), etc. ¿Quién puede negar que en el futuro surja un grupo de humanistas que trabajen en el control y chequeo de las máquinas inteligentes y en la protección de la humanidad contra la competencia desmedida.

En la regulación de la sociedad, también hay que tener en cuenta a la función crítica de los literatos. Esta intenta advertir y convencer a la opinión pública (pueden alertar sobre las consecuencias de desarrollar o mantener tales actividades). Los sociólogos realizan, entre otras, la función de diagnosticar y sugerir soluciones a los problemas sociales. El Estado tiene entre sus funciones la de regulador, y sobre todo, proteger y apoyar a los más débiles (construcción de hospitales, escuelas, etcétera).

Pero lo más importante de todo esto es la conciencia que ha adquirido el hombre moderno de sus limitaciones individuales y sociales. El hombre, por primera vez acepta que vive en una sociedad, que como todo organismo viviente, nace, crece, se enferma y muere; y hoy más que nunca esta consciente de sus problemas sociales, ecológicos, individuales, espirituales y tecnológicos.

Fuente: Inteligencia artificial, el futuro del hombre

Publicado en Tendencias tecnológicas | Deja un comentario

Crisis en el siglo XXI

Crisis-en-el-siglo-XXI_Una de las mayores amenazas que enfrenta la humanidad consiste en la degradación del planeta y los efectos que se están produciendo por las acciones humanas dada su actitud irresponsable con la naturaleza. El libro comienza con el cuestionamiento realizado por Bucky Fuller: “El desafío: Si el éxito o el fracaso del planeta y de los seres humanos depende de cómo soy y lo que hago… ¿Cómo sería yo? ¿Qué haría yo?”.

A lo largo del libro en sus cuatro capitulo se reflexiona sobre los desafíos que enfrentamos y las crisis que se han producido y que se tornarán cada vez más compleja durante el siglo XXI.

En el capítulo I, se describe el desarrollo sostenible y sus acciones ante los efectos que estamos sufriendo desde un enfoque preactivo subestimando el papel de las tecnologías en los nuevos escenarios que se avecinan.

Precisamente en el capítulo II se toca el tema de las tecnologías y del conflicto que se establece entre el hombre y las máquinas y se retoma la vieja pregunta de si las máquinas superaran a los humanos y los riesgos que representa, para ello se adentra en el pensamiento de cuatro de los más significativos representantes del pensamiento tecnologista: Moravec, Kurzweil, Bostron y Warwick y sus planteamientos futuristas y el impacto que está teniendo la ideología transhumanista sobre la humanidad.

En el capítulo III se destaca la posibilidad de las tecnologías y su carácter emergente y la sinergia que está produciendo entre la nanotecnología, biotecnología, infotecnología y cognotecnología (NBIC), lo cual llevara a una aceleración de las tecnologías y al temor de que las tecnologías crezcan fuera de control lo cual lleva a la necesidad de aprender desde el presente a manejarse con las nuevas tecnologías y a establecer la base de cómo será la relación entre humanos y tecnologías.

El último se enfoca hacia lo que debería ser la mayor preocupación de nuestro tiempo: la crisis espiritual, como la semilla de todas las crisis. Se plantea la necesidad de una ética global y de principios éticos universales y la necesidad de una visión del futuro compartida y la búsqueda del crecimiento espiritual.
Este libro es el primero de una colección bajo el titulo: “Desafíos contemporáneos”, a este seguirán otros libros que irán tocando los diferentes desafíos que estaremos enfrentando a lo largo del siglo XXI.

Disponible en

Más libros en Kindle Amazon

Publicado en Futuro sostenible | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Transformaciones económicas y sociales

Crisis-en-el-siglo-XXI_Como vivimos en un sistema capitalista (basado en la economía de mercado) cualquier transformación económica que produzca ganancias, será incorporada al sistema. En cambio cualquier cambio social, por beneficioso que sea sino introduce ganancias, es considerada inútil y no se reafirmará. Visto como un sistema biológico, cualquier mutación que no genere ganancias es desechada. Estos cambios una vez que se producen se convierten en un nuevo paradigma, y casi siempre resultan desfavorables a los lideres que representan y sustentan el viejo paradigma de producción.

De ahí que estos cambios provengan de actores sociales que introducen nuevas transformaciones económicas (nuevos mercados, productos) lo cual se está produciendo constantemente (mutaciones favorables al sistema). Estas transformaciones económicas pueden llevar a la creación de nuevas transnacionales (IBM, Microsoft, Google, etc.) lo cual lleva al crecimiento económico sobre la base de la libre competencia.

El capitalismo solo acepta los cambios que mejoran el sistema económico (cambios cuantitativos) pero con las crisis mundiales se abren las puertas a cambios sociales (cambios cualitativos). Estos cambios vienen de los actores sociales que promueven las transformaciones sociales. Pero las verdaderas transformaciones no pueden surgir de los actores de los países ricos, ya que su contexto está estructurado sobre la hegemonía y su visión viene de su propio poder (mantener su hegemonía). Dada su visión de clase. Lo mismo sucede con las economías de mercado, los grandes cambios vienen de individuos, que están fuera del contexto económico o paradigma de producción vigente.

Hasta ahora la humanidad no ha necesitado de cambios en el orden mundial y su estructura basada en el poder a pesar de ser injusta, ya que de alguna forma representa las característica de su evolución heredada de su condición animal donde ha prevalecido la ley del más fuerte, aunque la cooperación ha estado presente en muchas ocasiones, han predominado las organizaciones basadas en machos dominantes que están en competencia con los otros. De ahí que los sistemas sigan dentro de ese contexto heredado por nuestra parte animal.

Cualquier cambio social va a representar una amenaza a la hegemonía de los sectores de poder y al no encontrar un medio favorable no pasa de ser una idea. Si nuestro sistema mundial estuviese soportado sobre ideales sociales y humanista, y nos conducirá a un mundo cada vez mejor, más humano y más espiritual.

Solo ante una amenaza que ponga en peligro al sistema capitalista este es capaz de aceptar los cambios sociales. Estos cambios pueden ser estáticos (concesiones para ese momento) o cambios evolutivos que permitan surgir nuevos cambios (mutaciones favorables al humano a lo largo de las generaciones). Hoy estamos ante la mayor amenaza al sistema capitalista: la creciente degradación del planeta y el descontrol de la aceleración tecnológica.

El orden mundial actual se basa en el crecimiento del desarrollo económico en detrimento de los demás sistemas (ecológico, social y espiritual). Por lo que hay que enfrentar tres crisis (amenazas latentes):

  • Crisis ambiental: lucha por los recursos.
  • Crisis social: injusticia social.
  • Crisis espiritual: filosofía del tener.

Esto unido a las recaídas del sistema capitalista y sus crisis económicas producto de la competencia por el enriquecimiento a toda costa y el crecimiento acelerado, lo cual puede llevar a una recaída profunda e irreversible que lleve a la debacle del sistema socioeconómico actual.

Hoy concentramos todos nuestros escuerzos en el sistema económico y creemos que es el único que nos puede llevar a la felicidad basada en ele tener no vemos la interrelación que hay entre todos los sistemas, los cuales han quedado estancados al estar subordinados al mercado.

Es necesario llegar a un sistema global que represente un orden mundial en equilibrio que ponga fin a la injusticia, desenfrenos, ambiciones y con ello el fin de las amenazas latentes, que proteja la naturaleza, que favorezca la humanización (crecimiento espiritual) y el progreso social , económico y tecnológico e incluya el funcionamiento armónico de todos los sistemas.

Libro: Crisis en el siglo XXI. Desafíos contemporáneos

Publicado en Futuro sostenible | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Brecha digital, algunas consideraciones

Los cambios que se han producido en la sociedad desde el esclavismo hasta el capitalismo, han estado dada por las nuevas formas de trabajo y sobre todo por la incidencia del uso de la tecnología con la finalidad de obtener más y más ganancias, de ahí que fuera una necesidad sustituir la carreta de bueyes por un tractor y los que no estuvieron a tono con los nuevos cambios fueron siendo absorbidos por las nuevas formas de producción, sus tecnologías y los modernos enfoques de la economía.

Aunque, ahora en la era postmoderna liderada por las nuevas tecnologías de la información, hablamos de una nueva economía en realidad estamos haciendo frente a nuevos enfoques de la economía teniendo en cuenta los cambios que de paradigma que encierra la nueva era digital, con Internet a la cabeza.

También desde sus inicios el mundo ha estado dividido en dos grupos: esclavos y amos, luego siervos y señores feudales, seguido por pobres y ricos, así por los siglos de los siglos. Pero lo más grave es que la diferencia entre ricos y pobres cada vez es más aguda: la pobreza aumenta mientras la riqueza se concentra cada vez en menos personas y lo mismo sucede con los países. Mientras los países ricos son cada vez más ricos los pobres a su vez son cada vez más pobres y esto es, a lo que se le llama la brecha entre el norte y el sur.

En nuestros tiempos la prensa se a hecho eco de un nuevo termino: la brecha digital. ¿A que se llama brecha digital? Veamos la siguiente definición tomada de Wikipedia.

El término procede del inglés “digital divide”, utilizado por la Administración Clinton – en concreto, se cita a Simon Moores como acuñador del término – para hacer referencia a la fractura que podía producirse en los Estados Unidos entre “conectados” y “no conectados” si no se superaban mediante inversiones públicas en infraestructuras y ayudas a la educación, las serias diferencias entre territorios, razas y etnias, clases y géneros. De ahí que algunos autores prefieran, en español, el término “fractura digital” o “estratificación digital”, por ser mucho más expresivos sobre lo que realmente significa. La traducción a otras lenguas latinas, como el francés, también ha optado por el término de “fractura”. No obstante, la mayoría de los autores hispanos se decanta por el de “brecha”, más suave y políticamente correcto.

Otra definición más moderna.

La brecha digital se define como la separación que existe entre las personas (comunidades, estados, países…) que utilizan las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben como utilizarlas.

Noten el subrayado, donde se señala que el problema no esta solo en el acceso a las TIC, lo cual de por si, es desconsolador sino también en el uso que se les pueda dar para que puedan impactar de forma positiva en las economías y en el progreso social, como alguien por ahí dijo: el uso subdesarrollado de tecnologías desarrolladas.

Esto nos lleva a tres grandes procesos:
1) La infraestructura: Crear la infraestructura necesaria de telecomunicaciones y redes (computadoras, acceso a Internet, líneas telefónicas, etc).
2) La accesibilidad: contar con el acceso a los servicios que ofrece la tecnología (que existan los servicios de suministros, mantenimientos, de navegación, etc.)
3) Las habilidades: desarrollar las habilidades y conocimientos para hacer un uso adecuado de la tecnología (capacitación, adiestramientos, documentación, foros, eventos, etc.)

La necesidad urgente de cambios

Diversos estudios han demostrado que el aumento de la brecha digital está muy relacionada con el nivel socioeconómico de un país y de éste depende el nivel y calidad de servicios públicos, la infraestructura en telecomunicaciones y de otros factores.

Aquellos países que cuentan con buena infraestructura de telecomunicaciones donde existe competencia, los costos de los servicios (telefonía fija, telefonía celular, acceso a Internet) serán más accesibles, en variedad y costo, para los usuarios.

En contraste con los países de bajo nivel socioeconómico, la infraestructura de telecomunicaciones es deficiente o nula, por lo tanto, los costos de los servicios es elevada e inaccesible. La falta competencia trae consigo monopolios y provoca como resultado servicios de baja calidad. Todo lo cual, separa más a los países ricos de los pobres. A lo que se une la falta de recursos y de formación, la insuficiencia de la infraestructura básica y el analfabetismo y las barreras del idioma.

Además, evidentemente hay inquietudes respecto de la confidencialidad y el contenido del material. Muchos de estos problemas se superarán con soluciones técnicas futuras, como el acceso inalámbrico y programas de traducción sencillos y automáticos que nos permitan comunicarnos y participar en el comercio electrónico sin barreras lingüísticas.

Como encarar los retos.

Una opción viable puede ser la creación de telecentros (esto merece un articulo a parte) lo cual permite el acceso a Internet en lugares remotos de forma asequible, en muchos casos de forma gratuita.

También se hace necesaria una mayor participación de los gobiernos en los programas de desarrollo y un compromiso de las universidades con la post-educación, no sólo graduar profesionales sino seguir calificándolos una vez que ejerzan sus profesiones.

El software libre puede jugar un papel importante en la asimilación de las TIC, ya que permite acceder a los programas fuentes y con ello a la adecuación a las características de cada país.

Por último resaltar el hecho que el problema va mas allá de adquirir las nuevas tecnologías, sino en ser capaz de asimilarla y reproducirla de forma dinámica, que permita la inserción en una economía mundial cada vez mas orientada al conocimiento y a los servicios.

Publicado en Cibersociedad | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

BEHIQUE 2013

Poster BEHIQUE 2013

Gran Evento Cultural de Fantasía y Ciencia Ficción
6ta edición
Dedicado a la ciencia-ficción Post-apocalíptica.

Nota  de prensa:
Sexta edición de BEHIQUE,  gran evento cultural cubano de literatura y arte del género fantástico, de frecuencia anual, dirigido a jóvenes y adultos. Los días 2 y 3 de agosto se celebrará en el Centro Hispano-Americano de Cultura, sita Malecón No.17 esquina Prado. Habana Vieja.

Se realizarán conferencias sobre la ciencia-ficción Post-apocalíptica (literatura, cine, manga-anime, etc), un Panel sobre la ciencia-ficción en Cuba, reconocimientos a la escritora Dania Chaviano y el Grupo Espiral, una presentación de la película cubana ?Los desastres de la guerra? por su director Tomás Piard , encuentro de conocimientos, presentación de los resultados del Concurso Mabuya en las categorías de cuento, historieta e ilustración, una exposición de artes plásticas y un desfile de disfraces.

Más detalles:
El Centro Hispano-Americano de Cultura, y el Proyecto Cultural para la Divulgación del Arte y la Literatura Fantástica (DiALFa), invitan a la 6ta edición del Gran Evento Cultural de Fantasía y Ciencia Ficción, BEHIQUE 2013, dedicada la jornada a la ciencia-ficción Post-apocalíptica..

Este evento cultural cubano de literatura y arte del género fantástico, de frecuencia anual, es de libre acceso dirigido a jóvenes y adultos. Sesionará el viernes 2 de agosto a partir de la 1:00 p.m. y el sábado 3 de agosto a partir de las 10:00 a.m., en la sede del Centro Hispano-Americano de Cultura, en Malecón número 17, esquina Prado, en La Habana Vieja. Al evento están invitados jóvenes escritores, artistas y autores cubanos.

Se han planificado diferentes conferencias para los jóvenes:
–  Mitos y leyendas sobre el fin del mundo
–  Escenarios y Literatura post-apocalíptica
–  Cine post-apocalíptico
–  Proyección de la película cubana ?Los desastres de la guerra?
–  Conferencia sobre las ucronías
–  Historieta, Manga y Anime post-apocalíptico
–  Literatura Cubana del género.
–  Panel ?Sucesos y novedades en Cuba y el mundo sobre género fantástico?.

Se realizaran además las actividades: ? Encuentro de conocimientos;  ? Reconocimientos a personalidades de la cultura cubana;  ? Presentación de resultados del Concurso Mabuya en las categorías de cuento, historieta e ilustración; ? Exposición de ilustraciones e historietas del género; ? Exposición de artesanía, libros, y manualidades; ? Muestra de Disfraces y Cosplay.

Todos los interesados pueden asistir.

Enviado por:
Sheila Padrón Morales, Coordinadora del Proyecto DiALFa
dialfa.hermes@gmail.comsheila@bpvillena.ohc.cu

Publicado en Cibersociedad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El mundo en 2050: Las cuatro fuerzas que determinaran el futuro de la civilización

el-mundo-en-2050¿Cómo cambiará la civilización en los próximos cuarenta años si la población mundial se dispara hasta los nueve mil millones de habitantes, el nivel del mar crece de forma desmesurada, la temperatura atmosférica aumenta varios grados y la globalización continúa a un ritmo frenético? ¿Qué mundo dejaremos a las generaciones venideras? El mundo en 2050 es un experimento de predicción de gran crudeza basado en los descubrimientos científicos más recientes. El resultado de este trabajo es una síntesis de aspectos físicos, biológicos y sociológicos, que identifican los beneficios y los retos de nuestro futuro: ocho de los países del Cerco del Norte serán lugares más prósperos, poderosos y estables políticamente que en la actualidad. Sin embargo, los más cercanos al ecuador tendrán que enfrentarse a escasez de agua, poblaciones envejecidas y megaciudades superpobladas lastradas porel aumento de los costes de la energía y las inundaciones costeras. Un extraordinario trabajo de investigación científica que combina lecciones de geografía e historia, documentado con mapas originales, fotografías y tablas, que sirven para apuntalar esta increíble narración sobre los retos y las oportunidades que encontraremos en el transcurso de tan solo cuarenta años.

Disponible en Amazon:
El mundo en 2050: Las cuatro fuerzas que determinarán el futuro de la civilización (Debate)

Publicado en Futuro del hombre | Deja un comentario